Solidaridad:

Absolución Titiriteros

Absolución Titiriteros

Cuenta de apoyo Titiriteros

Boicot a El Corte Inglés

La Vaga que Volem

La vaga que volem

Campañas:

Cntpedia

Empeoramiento de las condiciones de los trabajadores

Federación Local de Sindicatos de Madrid
Miércoles 09 de Diciembre del 2009

Artículo extraido de la web de CNT Guadalajara.

 

En las siguientes líneas, trataré de reflexionar sobre la evolución de la norma social de empleo en los últimos cuarenta – cincuenta años, y claves para su aceptación popular pese a la pérdida de garantías y empeoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores, a medida que se ha globalizado la economía y el mercado laboral.

 

Este empeoramiento de las condiciones se ha visto legitimado por una psicologización de la situación y por una cultura del miedo y de inseguridad laboral. El trabajo sigue siendo el aspecto central de la vida de los sujetos, pero su desprotección hace que la evolución de las normas socioeconómicas no sea necesariamente coherente con el progreso de la clase trabajadora en particular, y de la humanidad en general. Para algunos teóricos parece necesario, a la vista de los acontecimientos una reinvención del movimiento sindical y la emergencia de teorías capaces de aunar la flexibilidad y agilidad necesaria de los procesos productivos en la actualidad, con una seguridad y calidad de vida necesaria para los trabajadores. Es decir buscar, una fórmula que reoriente la negociación colectiva y el diálogo social, realizando pequeños ajustes que logren mantener la estructura jerárquica capitalista inalterable.

 

Tras las conquistas realizadas por el movimiento obrero en los años sesenta, se han recortado paulatinamente los derechos en pro de un modelo global, que con la excusa de una necesaria flexibilidad del proceso de producción y del mercado, anula al obrero como ser social sujeto de derechos y lo subordina a la primacía de la economía.

 

Creo que en los años sesenta, se dio una fuerte reacción al liberalismo económico que había primado hasta entonces. Se intentaba por todos los medios reparar sus disfunciones pero sin dejar de legitimar al capitalismo con su Estado de Bienestar - debilitado en la actualidad - que compensa las desigualdades en la distribución de la riqueza y ofrece al obrero una cierta sensación de seguridad y estabilidad, algo que puede apaciguar la revolución social y mantener el orden social vigente. El Estado se presenta así como un ente paternalista que vela por los intereses de la clase trabajadora. Una clase trabajadora que posee una fuerza de trabajo muy necesaria para el vigente modelo productivo de la época, ya que se convierte en el sustento del sistema gracias a su imprescindible mano de obra.

 

En España, debido a la transición política, todas las fuerzas sociales se ponen de acuerdo para evitar el conflicto, pero con el advenimiento de la globalización económica y por lo tanto productiva, y con su modelo just in time, los patronos buscan flexibilizar el proceso productivo, algo que consiguen con el apoyo ideológico – fundamento de la psicologización de la empleabilidad obrera – de los Estados, y favorecidos también por la “traición sindical” que tuvo lugar con la firma de los Pactos de la Moncloa. La negociación colectiva ahora cuenta con unos agentes sindicales que han ido perdiendo terreno frente a la “empresarización” de las relaciones laborales, ya que son ahora las empresas las que se ocupan directamente de la gestión de los Recursos Humanos, marginando a los sindicatos y reduciendo su presencia a una mera cuestión de formalismos.

 

Ahora, la remuneración del proletario no es suficiente. En mi opinión ya no es remunerado, sino solamente mantenido al límite de sus posibilidades y embaucado por una burbuja de pan y circo que oculta su situación real de esclavitud, ofreciéndole falsas esperanzas que calman su miedo (falsa conciencia).

 

En conclusión, respecto a los principios de aquellos teóricos que abogan por la necesidad de un movimiento sindical que reivindique un modelo creíble y un pensamiento reformista que combine flexibilidad y seguridad para construir una nueva norma social de empleo, me llevan a realizar la siguiente reflexión: ¿Quién establece los parámetros ideológicos para catalogar un modelo como creíble o utópico? ¿Qué movimiento sindical logrará inculcar un pensamiento proletario capaz de romper con el sistema productivo, y con el orden social establecido? ¿Será una opción plausible o quedará siempre sometido a la satanización y al reduccionismo de la etiqueta radicalista?... nos chocamos como siempre con el muro conceptual de la ideología dominante, impotentes ante su envergadura, desconociendo que la herramienta más potente para su derribo está dentro de nosotros, aunque adormecida, narcotizada y paralizada por el miedo, fruto todo ello de una educación dirigida hacia la meritocracia y el individualismo exacerbado como natural predisposición humana, un dogma de fe que anula cualquier otra opción y la posibilidad de respuesta eficaz proletaria.

 

 

Jesús Díaz

CNT - AIT

Despierta y lucha

 

CNT. Desde 1910. Anarquismo.

Suscríbete CNT - Confederación Nacional del Trabajo
Más noticias

Donde encontrarnos:

Estructura de la CNT. Mapa.CórdobaAsturiasBizkaiaSoriaValenciaHuescaTeruelZaragozaBurgosJaénBarcelonaMadridBadajozGranadaCáceresCantabriaBalearsTarragonaLeónNavarraLleidaValladolidSalamancaLa_RiojaOurenseMálagaPalenciaCastellónHuelvaAlmeríaA_CoruñaCiudad_RealCádizPontevedraAlavaBalearsZamoraGipuzkoaSegoviaLugoSevillaCanariasMurciaAvilaGuadalajaraAlbaceteMenorcaAlicanteBalearsBalearsGironaCuencaToledo
Directorio de sindicatos

Periódico cnt:

Agosto - Septiembre 20111

El periódico de la cnt Periódico cnt

Web Confederal:

Web CNT-AIT