Solidaridad:

Absolución Titiriteros

Absolución Titiriteros

Cuenta de apoyo Titiriteros

Boicot a El Corte Inglés

La Vaga que Volem

La vaga que volem

Campañas:

Cntpedia

Menos mal que no somos Grecia

Federación Local de Sindicatos de Madrid
Viernes 14 de Mayo del 2010

Eso ha podido pensar algún trabajador al escuchar en boca del presidente del gobierno el paquete de medidas que se van a aplicar en España para solucionar el “problemilla” del déficit. Aparte de que las medidas puedan ser tachadas de impopulares, que atacan a los más débiles, cosa que analizaremos enseguida, éstas han podido preverse, todo lo contrario de lo que opina el gobierno.


En su esfuerzo por hacernos creer que España no es Grecia, ha intentado enmascarar una situación insostenible tras un irrisorio repunte de la economía española (que no la de los españoles). Esta situación era conocida por todo el mundo, salvo parece ser por el propio Gobierno, y de sobra sabíamos que las medidas anunciadas iban a llegar, tal y como ha sucedido con Grecia; y es que el país heleno, como España, pertenece al selecto grupo de los 27, cosa que les hace atenerse a los acuerdos que entre todas las “sanguijuelas” de Bruselas imponen, no ya a los países formadores de la Unión Europea, sino a las propias personas que vivimos dentro de sus malditas fronteras.


Recorte en los salarios de los funcionarios, congelación de las pensiones, disminución del gasto “público” en general..., afectarán de manera desigual a unos y a otros, ya que no todos estamos en la misma situación económica. Esto también sirve para dividir aún más a la clase obrera y hace que las personas que no se encuentran entre los “colectivos” afectados no se mojen en la lectura de lo que acarrean estas medidas. El gasto público que pretenden ahorrar iría en detrimento de la creación de puestos de trabajo, cosa que dicen defenderán en la próxima reforma laboral, ya que contiene las inversiones en infraestructuras que se supone generan empleo. De todos modos iremos conociendo los detalles de las medidas tomadas en estas semanas, en las cuales veremos su alcance real en la población. Coincidirá en el tiempo con la firma del acuerdo entre los tres agentes sociales autorizados para imponer cambios en el mundo laboral: sindicatos oficiales, gobierno y patronal. La senda para este acuerdo ya ha sido marcada, ya que el presidente del Gobierno, donde dijo “digo” ahora dice “Diego”, por lo que el resultado de esa negociación está clara: lesión grave de los derechos de los trabajadores, recortes y más recortes sociales.


Dichas medidas se parecen sospechosamente a las tomadas por el gobierno heleno, precisamente con el mismo objetivo: reducir el déficit de las cuentas estatales para adaptarse a las exigencias de Europa. La oposición en bloque se ha mostrado en contra de las medidas tomadas, olvidándose unos de que en tiempos pasados hicieron exactamente lo mismo, los otros haciendo gala de una demagogia muy efectiva para alguien que nunca va a acceder a la presidencia, pero al que le interesa sacar votos de cara a las municipales del próximo año y lograr cuotas de poder. La banca y la Unión Europea han agradecido el gesto de Zapatero y su séquito, pero sólo han comentado la buena línea que llevan sus medidas. Evidentemente esperan más de su socio europeo. Los sindicatos oficiales dudan sobre la conveniencia de convocar una huelga general, dada la cercanía del final de la negociación para el pacto de una de las reformas laborales más duras que recordamos.


Por lo tanto los trabajadores nos encontramos, como siempre, solos ante el peligro. La situación tiene muchas similitudes con la que viven nuestros hermanos de clase en Grecia, con una salvedad: allí la gente ha sido capaz de salir a la calle, desbordando a los sindicatos oficiales griegos y sin dejarse llevar por las corrientes comunistas del país. El movimiento obrero resurge en Grecia y busca organizarse para hacer frente a lo que se les viene encima y retomar el control de sus vidas. En España las cosas son muy diferentes, aún no hemos sido capaces de quitarnos del medio a la calaña sindical dirigente y estamos sometidos a un proceso de desmovilización que aún no ha terminado. Antes de que acaben con lo poco que nos queda de humanos, debemos salir a la calle y quitarnos de encima tantos años de opresión enmascarada. Debemos hacerles ver que no nos van a callar, que nos van a tener frente a ellos en todo momento y que lo de Grecia es solo el principio.


Las cosas no cambian con el tiempo, cambian por los deseos y las acciones de hombres y mujeres. Hagamos cambiar al mundo.


¡Organízate y lucha!


SOV de Salamanca CNT-AIT

salamanca.cnt.es

¿España no es Grecia?

Suscríbete CNT - Confederación Nacional del Trabajo
Más noticias

Donde encontrarnos:

Estructura de la CNT. Mapa.CórdobaAsturiasBizkaiaSoriaValenciaHuescaTeruelZaragozaBurgosJaénBarcelonaMadridBadajozGranadaCáceresCantabriaBalearsTarragonaLeónNavarraLleidaValladolidSalamancaLa_RiojaOurenseMálagaPalenciaCastellónHuelvaAlmeríaA_CoruñaCiudad_RealCádizPontevedraAlavaBalearsZamoraGipuzkoaSegoviaLugoSevillaCanariasMurciaAvilaGuadalajaraAlbaceteMenorcaAlicanteBalearsBalearsGironaCuencaToledo
Directorio de sindicatos

Periódico cnt:

Agosto - Septiembre 20111

El periódico de la cnt Periódico cnt

Web Confederal:

Web CNT-AIT