VI Convenio de Prensa Diaria: se cronifica la precariedad

· FeSP, CCOO y UGT acuerdan salarios que incurren en fraude respecto al SMI

El pasado viernes 17 de mayo, los sindicatos de concertación llegaban a un acuerdo con la AMI (Asociación de Medios de Información) para la firma del IV convenio de Prensa Diaria. El pacto llegaba tras un amago de huelga para los días 24 y 26 de mayo.

Entre las conquistas de las que presumen FeSP, CCOO y UGT (CIG se ha descolgado de la firma) tras el acuerdo alcanzado con la AMI sobre la actualización del Convenio de Prensa Diaria, se encuentran una subida de los Salarios Mínimos de Grupo (SMG) del 2% en 2019, 2020 y 2021 y la eliminación del Grupo 7. Es bochornoso que se traten estas mejoras como éxitos de la negociación cuando se observan circunstancias que incurren en fraude de ley pues quedan por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (Ver anexo).

Todo el proceso, negociación, amago de huelga, pacto final… se ha realizado una vez más sin contar con los y las implicadas en la realidad cotidiana del convenio: por un lado tenemos a un grupo de empresas editoriales asociadas en la AMI, que en gran medida cuentan con convenios propios; por el otro, unos sindicalistas liberados que hace lustros que no pisan nuestras redacciones.

Y siguiendo con el despropósito, se nos convocaba a unos días de huelga vía comunicado de prensa. Por supuesto ningún sindicato de los mencionados se acercó a nuestras redacciones a compartir lo que se estaba negociando, a explicar la problemática derivada de dicha negociación, a escuchar nuestras necesidades o exponernos las razones concretas de la huelga. Mucho menos a sentar las bases para que dicha movilización fuera un éxito (aunque ya sabemos que, una vez más era sólo un espantajo) como si las huelgas se pudieran organizar por arriba, desde los despachos -aun sindicales- y no fruto de un trabajo previo de concienciación y movilización.

Lo sucedido el viernes, es la prueba palpable de un sindicalismo caduco que no da más de sí, al menos para la mejora real de nuestras condiciones laborales, que sigue sumiendo a los y las trabajadoras en la desmovilización y la apatía y que no solo nos quiere hacer tragar con más miseria sino que además nos la vende como un logro. Ahora, con subidas en algunas categorías por debajo del SMI. Aunque sabemos que dichos salarios se deberán incrementar de manera automática para cumplir con la Ley, existe el peligro de que en un futuro cambio político, dicha Ley fuera retirada (Pablo Casado ya afirmó en campaña su intención de hacerlo) o que, en aquellas redacciones donde no haya un control sindical, se sufra la típica picaresca patria y los empresarios se acojan solo al convenio.

En CNT, antes de nada, te animamos a acercarte y consultar con nosotros y nosotras y piensas que existe alguna irregularidad con respecto al convenio en tu empresa. Pero además no nos resignamos a la precariedad pactada y hacemos un llamamiento a todos los y las profesionales de la prensa a la unión, a engrosar el sindicato. No tenemos varitas mágicas ni prometemos soluciones perfectas, pues sabemos que las mejoras sólo se producirán si recobramos conciencia de nuestro protagonismo como trabajadores y trabajadoras y entre todos y todas vamos engrasando la dinámica que nos permita conquistar derechos a medio plazo.

Dejemos de depender de supuestos representantes y seamos sujetos activos en un sindicato autónomo e independiente, sin burócratas ni liberados. Compartamos experiencia y formación, sumemos manos a la tarea. Solo así estaremos sentando las bases que permitan futuros convenios dignos para quienes trabajamos en el sector de la Prensa Diaria.

Anexo

  1. Al Grupo 7 (moza, limpiadora…) le correspondía un SMG de 10.861,13 euros brutos anuales que estaba por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tras la última subida, que lo dejó en 12.600 brutos anuales. Esto quiere decir que este SMG incurría en fraude, puesto que ningún Convenio puede quedar por debajo del SMI, según el Estatuto de los Trabajadores (ET). Un fraude que no se resolvía con el incremento del 2% acordado por FeSP, CCOO y UGT, ya que apenas lo hubiera elevado a 11.078,35 euros.
  2. La subida del 2% conquistada por FeSP, CCOO y UGT deja solo un 5% por encima del SMI al SMG del Grupo 6 (auxiliar administrativo, recepcionista, operadora de cierre…), en 13.232,49 euros brutos anuales. Y esto propicia que los contratos en formación sobre este grupo incurran en fraude tanto en el primer año como el segundo, ya que según lo previsto en el propio Convenio de Prensa Diaria la retribución de estos contratos no deberá exceder el 75% del SMG en el primer caso ni el 85% en el segundo. Según lo acordado, se quedarían en 9924,4 euros y 11247,6 euros (< respecto a los 12.600 euros del SMI). Ningún tipo de contrato (tampoco el de formación) puede quedarse por debajo del SMI, según el ET. Es decir, FeSP, CCOO y UGT han conquistado un fraude, y hay que recordar que los contratos de formación son contratos temporales muy habituales en las empresas del sector.
  3. La subida del 2% en los SMG conquistada por FeSP, CCOO y UGT también incurre en fraude en los contratos de formación sobre el Grupo 5 (auxiliar de redacción, técnica audiovisual, promotora de publicidad…) en el primer año, al quedarse en 11.509,20 euros brutos anuales (< respecto a los 12.600 euros del SMI).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *